martes, 3 de enero de 2017

Dancer in the Dark




Cuanto más hablo de Dios
mi vacío es más grande,
mi ímpetu desaparece,
llorar no funciona
la membrana del espíritu
se desprende,
me duele vivir.
Amor, ven, sostén mi cabeza
mientras muero.

lunes, 5 de septiembre de 2016

Tu cercanía es una respuesta al silencio de los días, me gusta imaginar tu nombre y darle todas las formas posibles en esta realidad o este tiempo, de los muchos tiempos que hemos pasado en este mismo sitio. Cómo se llama ahora este lugar, debemos buscar la forma de salir, de olvidar si las cosas hasta este momento han sido como una larga oscuridad. Podemos compartir la enfermedad, como hemos hecho cientos de veces en invierno para protegernos del frío, debemos anclar en este sitio al menos ahora, mientras la distancia disminuye entre ambos.


Escucharemos a Satie cada día mientras mueves tus manos en señal de que la claridad ha llegado, de que hemos vuelto una vez más a la cercanía de nuestras almas en este infinito espacio.


lunes, 20 de junio de 2016

Carta de Pablo Morpho a Berenice


Hoy cumplo siete años de estar sin vos. Una noche de San Juan y cada vez que recuerdo que no he visto más tu piel clara, mis ojos se llenas de aves que buscan verano, cuanta falta me haces, cuantos vacíos y festividades sin sentido me has dejado consuelo mío, porque entre nosotros no existió canción ni día favorito, era únicamente la debida dosis de salvación compartida como algo que para el resto pierde sentido. Eras quien con devoción lamía las heridas de mi pasado y llenaba mi boca de sabores dulces para dormir profundo en la lejanía de los astros, a los que dábamos nombres ficticios para reconocerlos como nuestros hijos.

¿A dónde van las personas que ya no vuelven? Decime que palabras son las que caben en las oraciones de los que han perdido todo, ¿cómo se cura la ausencia si las plegarias solo curan el alma?. Berenice, solo a vos te he amado  y en estos días oscuros no logro pronunciar nada tuyo, la ansiedad se lleva todo lo mío, pero me hablas en sueños y estás como siempre, hermosa, me dan ganas de abrazarte, pedirte que me lleves con vos porque ya el equilibrio lo he perdido, quisiera vivir con en otro mundo, Berenice estoy muriendo.

miércoles, 2 de marzo de 2016

Te quiero Saburo

Close your eyes
Have no fear
The monster's gone
He's on the run and your daddy's here
-Beautiful Boy-



Tenía muchos años de no comprar un helado de chocolate, pero en la oferta del almuerzo me daban un cuarto de galón, qué mejor para un almuerzo de domingo que terminarlo llenando una cuchara con helado de chocolate incansablemente. Nada me quitaba esa sensación de tristeza, de sentir que algo de mi estaba enfermo, como algo pequeño muriendo. Mis gatos maullando como siempre, queriendo explicarme algo que no entiendo, después de todo ni ellos ni yo sabremos comunicarnos, dejamos que la tarde pasara hasta quedar dormidos, al despertar imaginaba el vuelo de las libélulas, su veloz movimiento que hace creer que no existen sus alas. A veces pienso que las almas son esporas de polvo con alas de libélula, que se estrellan contra las ventanas, siendo el sonidos en los vidrios a lo largo del tiempo. No sé de qué color es la vida a tan corto tiempo, pero quisiera que sepas que muchas veces me equivoco y que mi mente está siempre turbada por la enfermedad, que seguramente tu heredarías, también mi dolor y estas ganas terribles de abandonar la vida, algo que tu ya has hecho. Cierra los ojos ya es hora dormir, que te cantaré canciones que lleguen hasta las estrellas, déjame despedirte con una parte de mi vida, hasta pronto Saburo, Saburo mío, perdóname por no entender la vida en este planeta, prometo buscarte en Orión, prometo seguirte en lo lejano de la nada para darte por lo menos alguna vez las buenas noches.


viernes, 22 de enero de 2016

NZT

En este punto mi vida termina, todo lo que había prometido lo he dejado sin validéz. Alguien en la parte más lejana y silenciosa del universo me observa, piensa que el tiempo se está cumpliendo, que éste día llegaría. El día en que debía vencerme, pues todo este tiempo había luchado conmigo mismo, pero esta vez descubri la calma de encontrar la canción adecueda para aceptar como mi mente devora cada parte de mi alma. Trust In Me. Trust In Me. Trust In Me. Me rindo, no puedo más. Algo dentro de mi se alegra y recuerdo las nubes hermosas que he visto este comienzo de año, mi año 27, ¿Dificil verdad?, pero, me he aceptado, debes creerlo, hasta acá llegó la bendición, a partir de hoy camino sin contrato alguno con la vida. Siento como se me desborda  del centro del pecho, como si, mi espiritu se abandonara a la realidad, estoy perdido, tráeme la última cena.


viernes, 8 de enero de 2016

wish you were here.

Ahora que he escuchado sobre la pruebas de la bomba de hidrógeno he querido dejarte un mensaje:

Se que éste día llegaría todo sigue siendo muy solitario, aunque habría preferido decirte cada palabra, mi cuerpo esta enfermo y algunas partes empiezan a sentirse desoladas, como si, la mitad de lo que me corresponde se estuviese marchando. Algunos días despierto en la oscuridad mientras el dolor me parte por el vientre, sabes que muchas veces pienso: ¿qué pasaría si vos estuvieras para curarme?. La curación, una palabra que no dabas a tus pacientes, nunca escuché decir mejoría de tus labios, pero has pasado más tiempo en los hospitales que los mismos enfermos. Pero tu lejanía ha sido mi peor mal, te busco en esta ciudad imaginaria, donde activé el reloj que detuve el día que nos saludamos por última vez, he querido que el tiempo transcurra en ese mismo aparato para que todos estos días que he tenido la necesidad de escucharte se vaya alejando, porque no quisiera que todo se acaba con la esperanza de volver a estar con vos caminando en esa línea que divide la vida del abismo, porque yo morí en tu vientre, yo  morí esa madrugada y sentí como mi cuerpo rechazó los días. Deberías de hablar, deberías de hablarme ésta noche en mis sueños, deberías contarme las cosas que todos estos años he querido saber. Deberías de volver cuando el mundo esté a punto de acabar para sentir como las particulas de hidrógeno desintegran nuestros cuerpos  y el calor nos una en algo eterno en el silencio del fin.


martes, 22 de julio de 2014

Carta para quien se comunica conmigo en la madrugada por el canal 74 de la Tv.

                                               


No olvides dar tu segundo nombre
porque he preparado para ti
un mensaje a través de las constelaciones.
21 serán las veces que habrá amanecido nublado
para que comprendas,
que las señales que dejé volando en la oscuridad
se reflejará en el libro que lees
para comunicarte con el UNIVERSO.

Por qué te respondo,
porque tú sabes guardar el nombre de los espectros en el colofón de los libros,
porque tus ojos de equinoccio que igualan el tiempo
me hacen decir que temo cuando tengo hambre.  

Yo escucho cuando lloras y tu gato blanco rasca la puerta porque tiene frio.  
Sueño lo que te causa temor,
pero también sé que conoces cuando despierto en la madrugada. 
Imagino mucho la forma de tu dedo índice
apagando el interruptor antes de ir a dormir,
por eso me detengo a entender lo que dices cuando preguntas por:
el significado del triángulo esotérico que llevo en la memoria
el color de la muerta
las formas que veo en la carretera cuando alimento a los perros
o el olor que percibí la noche en la que me soñé muriendo.

Por eso te respondo
porque
sabes que temo morir ahogado
con la boca llena de sal
y me has dicho el color de los ojos de Dios.